Eurodiputados del parlamento europeo solicitan el Premio Nobel de la Paz para un asesino

Volodímir Zelenski y Vladimir Putin al mando de sus ejércitos bombardean y ametrallan a personas en Ucrania.

«Vergüenza, vergüenza, y verguenza» Muchos políticos del parlamento europeo en Bruselas dan otro toque que decepciona a los europeos. Es increíble e inverosímil que muchos eurodiputados del Parlamento, soliciten con descaro el Premio Nobel de la Paz para un asesino como Volodímir Zelenski. Esta gente ha perdido el sentido común, hasta el punto de intentar lavarle la cara a un señor que está metido en un conflicto bélico en Europa.

Vladimir Putin y Volodímir Zelenski, son dos personajes que deben estar muy lejos de estos galardones por el mismo sentido que aterroriza al mundo, por ser los responsables directos de una guerra donde cada día muere gente ignocente y obligan con la metralla y sus bombas a miles de personas a huir de sus hogares.
El ensañamiento del Parlamento Europeo es inoportuno en tiempos de guerra. Es sencillamente obsceno seguir obsesionados hasta el punto de vulgarizar este galardón para tapar sus propias vergüenzas. Mientras estos irresponsables eurodiputados planean con su voto precionar al Comité Noruego del Nobel, el ejército ucraniano bajo el mando de su candidato o niño mimado no para de bombardear despiadadamente regiones de Ucrania.

A estos sinvergüenzas manipuladores eurodiputados del parlamento, se les olvida que El Premio Nobel de la Paz es un galardon entregado anualmente a una persona que ha hecho el mejor trabajo o la mayor cantidad de contribuciones para la fraternidad entre los países, la supresión o reducción de ejércitos, así como la participación y promoción de congresos de paz y derechos humanos en el año inmediatamente anterior, nada que ver con asesinos que ahora mismo están matando personas.

La UE hace unos años atrás hasta hoy, ha adoptado medidas que rosan lo incomprensible y la sinrazón. Un parlamento y una Comisión Europea que ha perdido el norte y el sur de su timon, que cada día va más en decadencia gracias a las políticas agresivas e invasoras de Estados Unidos. Unas decisiones polémicas y de gran calado que ha dejado a la unión europea en calzoncillos y al descubierto. Medidas como el reconocimiento de un presidente interino sin haberlo votado nadie, un golpista venezolano llamado, Juan Guaidó, impostor y corrupto que engaño a todos los venezolanos, a EEUU y a la Unión Europea, entre otros.

Las medidas económicas neoliberales que ha afectado a la mayoría de los países europeos de bajos recursos económicos en una línea de desequilibrio social, dando paso más fuerte a la globalización. La apertura hipócrita a la ultraderecha y la extremaderecha en europa como si no pasara absolutamente nada. Este mismo parlamento, Europeo aunque nos sorprenda o nos parezca irreal, no quiso condenar el asesinato de la joven nigeriana por ser cristiana. Le dieron una paliza, la lapidaron y finalmente la quemaron viva, única y exclusivamente por criticar un WhatsApp. «Y dijera que se hablará de cuestiones académicas y no religiosas» , la acusaron de blasfemia y acabaron con su vida. La barbarie sigue campando a sus anchas en Nigeria. El último episodio ha sido el asalto a la catedral de la Sagrada Familia en la diócesis de Sokoto y el parlamento europeo guarda silencio y ni se pronuncia.

Parecía que la Unión estaba unida como nunca frente a situaciones comprometidas sin precedentes, pero resulta que sigue dividiéndose como siempre, enfangada en el narcisismo de dogmas y mantras. Dogmas y mantras, sí, porque la polémica sobre la condicionalidad de los fondos europeos es ante todo una cruzada ideológica que da ganas de vomitar.

Cuando el sistema liberal no es capaz de ofrecer soluciones, su aceptación cae drásticamente.

Treinta años después de la caída del Muro de Berlín y del teórico triunfo de la democracia liberal, se está produciendo un significativo declive en la calidad democrática de los estados de la Unión Europea (UE). El retroceso democrático no se limita a Hungría y Polonia, ni a gobiernos cuestionados por sus ciudadanos de Malta, República Checa y Eslovaquia, sino que afecta también a los estados de Europa Occidental, como indica el reciente informe

La otra punta de de la truerca europea que no termina de cerrarse y que va de fracaso en fracaso. Es la reunión de los jefes de Estado en Versalles contra Putin, para consensuar los pasos a seguir contra Rusia.

Ese mismo día, el Parlamento Europeo adoptaba una resolución pidiendo sanciones financieras inmediatas contra Polonia y Hungría por presuntas violaciones del Estado de derecho. Tal cual: el mundo retiene literalmente su aliento ante una posible guerra mundial, Europa está en primera línea y al Parlamento Europeo le sobra tiempo para pedir que les quiten todavía más fondos a los dos países más afectados por la invasión y los que más y mejor están acogiendo a los millones de refugiados ucranianos que huyen del terror.

La unión europea pierde credibilidad así lo demuestran líderes de los países de los Balcanes Occidentales. Su deterioro democrático inspira frustración por cómo transcurre las democracias en los países de la Unión Europea

spot_imgspot_img

Subscribe

Related articles

spot_imgspot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí